Saltar al contenido

Problemas psicosomáticos

problemas psicosomaticos

¿Sabías que un desorden en tus emociones puede generarte enfermedades físicas? Esto es lo que conocemos en la psicología como problemas psicosomáticos y en este artículo te explicaré con detalle e sus causas y manifestaciones más frecuentes.

¿Qué es un problema psicosomático?

Hablamos de problemas psicosomáticos o enfermedades psicosomáticas al conjunto de síntomas físicos que puede sentir una persona sin causa médica aparente. En pocas palabras, nos referimos a esos malestares que después de una revisión clínica exhaustiva, no tienen explicación alguna, por lo que el paciente es remitido al área de psicología ya que se infiere está somatizando emociones.

Está comprobado que cuando un individuo está sometido a algún tipo de estrés o se encuentra inestable emocionalmente por algún motivo, exterioriza todas esas emociones de forma física sin darse cuenta. La gran mayoría de las veces, los pacientes rehúsan a asistir a consulta psicológica puesto que no entienden como si su problema es físico, un especialista de este tipo podría ayudarles, pero en realidad, la clave para la cura de sus dolencias está en su mente.

¿Cómo se manifiestan las enfermedades psicosomáticas?

En este punto, ya te estarás preguntando que dolencias físicas puede generar un problema psicosomático y en realidad, te sorprenderá la respuesta. Así como nuestro cuerpo puede afectar severamente el estado ánimo, las emociones pueden afectar de forma incalculable nuestra salud llegando a manifestar desde una recurrente gripe hasta una patología más severa.

Dentro de las enfermedades psicosomáticas más recurrentes, tenemos:

  • Gripe crónica
  • Colon irritable
  • Dolores de cabeza y espalda
  • Dolores en articulaciones y músculos
  • Parálisis facial
  • Alteraciones gastrointestinales
  • Estreñimiento
  • Alergia
  • Nauseas, mareos y vómitos
  • Problemas oculares
  • Dificultades para respirar
  • Taquicardia
  • Palpitaciones.

También está comprobado, que la depresión severa debilita por mucho el sistema inmunológico haciendo que este se debilite y que la persona sea más propensa a contraer infecciones.

¿Cómo se curan las enfermedades psicosomáticas?

Considerando, que lo más inteligente es combatir los problemas desde la raíz. Cuando un paciente es remitido a un psicólogo puesto que se asume está somatizando enfermedades, lo mejor será no resistirse y darle la oportunidad a dicho especialista para que realice una evaluación al respecto.

Lo más probable, es que después de una indagación profunda termine encontrando en el paciente un ritmo de vida estresante, que está atravesando quizás una perdida, que le cuesta controlar su ira, que sufre de ansiedad o cualquier otra alteración o trastorno de carácter emocional que lo esté llevando a enfermarse recurrentemente.

En esos casos, se les suele recomendar a los pacientes la toma de ansiolíticos para minimizar los efectos físicos de sus emociones y se recurre a la psicoterapia o a la terapia humanista para comenzar a tratar los diferentes problemas psicológicos que estén causan la somatización.

Entonces, “si controla su mente, controlará a su cuerpo”.

¿Cómo prevenir las enfermedades psicosomáticas?

Los problemas psicosomáticos, como hemos visto, son las sintomatologías físicas derivadas de los desórdenes o alteraciones emocionales. Estos, pueden causar directamente molestias en el cuerpo a pesar de que el mismo se encuentre en perfecto estado de salud, así como también, pueden llevar a una enfermedad real con base psicológica; problemas como el asma, la presión arterial alta o incluso el cáncer, pueden verse activados o incluso agravados gracias a la ansiedad o la depresión.

En relación a todo esto, no es necesario hacer hincapié en la importancia de llevar una vida saludable y tranquila para prevenir las ya mencionadas enfermedades psicosomáticas. Algunas de las estrategias más efectivas son:

  • Aprenda técnicas de relajación
  • Realice actividades deportivas
  • Evite apegarse al pasado
  • Aprenda técnicas de autocontrol
  • Haga yoga o taichí
  • Únase a una que otra sesión de risoterapia
  • Tenga una vida familiar y social sana
  • Tome tiempo para dedicarse a hacer actividades recreativas
  • Cultive su autoestima y tratase lo mejor posible
  • Procure tener una sexualidad activa y saludable
  • Acuda a un especialista si siente que no puede controlar por sí mismo sus emociones negativas.
Llama Ahora
Dirección