Saltar al contenido

Pastillas para dejar de Beber Alcohol

pastillas para dejar de beber alcohol

¿Sabías que el consumo indiscriminado de alcohol es el factor de riesgo más potente para el desencadenamiento de diversas enfermedades?

Un alto porcentaje de la población mundial sufre este problema y como medio para apalearlo se han creado las pastillas para dejar de beber alcohol.

¿Qué es el trastorno por consumo de alcohol?

Una de las condiciones médicas con mayor impacto negativo en el núcleo familiar de quien la padece, es el trastorno por consumo de alcohol. El individuo, muestra una fuerte adicción por las bebidas embriagantes llegando a un punto en donde no puede controlarlo y se ve afectado todo su ritmo de vida.

Las consecuencias del trastorno por alcoholismo son la aparición de afecciones que llevan al individuo al padecimiento de enfermedades graves como la cirrosis o el cáncer de hígado.

¿Realmente existen pastillas para dejar de beber alcohol?

Como un medio para combatir un mal sanitario fuertemente auspiciado, han nacido las pastillas para dejar de beber alcohol. Un recurso farmacológico que busca la reducción del deseo de beber, la resistencia al proceso de abstinencia y ser un complemento clave para las sesiones de psicoterapia. Veamos las más buscadas en el mercado:

  • Acamprosato (Campral®): Este, es un medicamento aprobado por la Food que busca restablecer en el individuo el correcto funcionamiento y equilibro de las sustancias del cerebro que se ven alteradas por la ingesta de alcohol excesivo. Ha demostrado ser eficaz para tratar la dependencia  y para reducir el deseo de consumo.
  • Disulfiram (Antabuse®): Este medicamento tiene una curiosidad particular. Causa efectos adversos en el cuerpo si la persona consume alcohol, es decir, el paciente llega a manifestar sudoración, nauseas, asco, mareo o dolor de pecho que de forma física. Su misión es recondicionar la actitud mental del individuo hacia el consumo de licor hasta que por sí solo adopte una posición repulsiva.
  • Naltrexona (Revia®, Vivitrol®): Este medicamento tiene como objetivo clave disminuir las ansias de beber suprimiendo las partes del cerebro encargadas de producir la sensación de placer por intoxicación. De ese modo, el periodo de abstinencia se vuelve más llevadero y las ganas de beber se reducen en menor tiempo.
  • Topiramato (Topamax®, Trokendi XR®, Qudexy XR®): Uno de los efectos perjudiciales del alcoholismo, es la pérdida de la actividad eléctrica normal del cerebro y el desequilibrio de sus sustancias químicas. Este medicamento ayuda a corregir dicha disfunción y a tratar el trastorno por consumo de alcohol.

Cabe decir, que el consumo de pastillas para dejar de beber alcohol solo es posible bajo estricta vigilancia médica, deben ser prescritas por un especialista y están sujetas a contraindicaciones severas si se toman incorrectamente.

Con sesiones de terapia cognitivo-conductual bien guiadas, la ingesta de los medicamentos adecuados y un vital apoyo familiar, es posible que un sujeto adicto recupere su calidad de vida y se integre a la sociedad de forma funcional.

Llama Ahora
Dirección