Saltar al contenido

La Terapia Humanista

terapia humanista

La terapia humanista destaca a su vez dentro de la psicología por su carácter polémico y por su efectiva. En este artículo te mostraré en qué consiste el enfoque humanista, sus beneficios y para qué sirve.

¿Qué es la terapia humanista?

La terapia humanista es una visión positiva y unitaria de la persona, en la que se le aprecia como un ser humano bueno por naturaleza  capaz de presentar alteraciones negativas en su conducta solo si sus experiencias sociales o psicológicas han sido críticas, o si su conjunto de creencias y valores están distorsionados según su propia percepción subjetiva.

Mediante la terapia humanista no se pretende cambiar un comportamiento específico a través de la reestructuración cognitiva (psicoterapia) ni curar una afección y nada más (psicoanálisis) sino dar las herramientas necesarias al paciente aprenda a desarrollar todo su potencial humano y con el propósito de que tome el control de su vida y corrija por sí mismo sus problemas, manteniendo esta forma de actuar a largo plazo.

¿Para qué sirve la terapia humanista?

Sorprendentemente, la terapia humanista es especialmente valorada por muchos especialistas que se orientan en desarrollar en sus pacientes un verdadero descubrimiento de sus actitudes y aptitudes para:

  • Que busquen y alcancen la autorrealización personal
  • Se encaminen al logro de objetivos positivos
  • Crean en sus capacidades generando autoconfianza
  • Minimicen sus ataques de ansiedad, pánico y estrés al descubrir la raíz de dichas emociones afrontándolas con mayor facilidad.
  • Consigan el equilibrio de su interior al entender quiénes son y hacia dónde van.
  • Descubran su auténtico potencial laboral y las formas de aprovechar estas potencialidades en equipo.
  • Adquieran habilidades sociales y comunicativas
  • Superen estados depresivos en menor tiempo
  • Alcancen el estilo de vida que desean a través de cambios de paradigma.
  • Acepten con mayor facilidad la pérdida de un ser amado.
  • Mejoren su autoestima y su auto concepto.

Normalmente, los psicólogos encausados en implementar la terapia humanista, implementan técnicas propias de la programación neurolingüística, la terapia sistémica familiar y la Terapia Gestalt.

¿Cuál es el objetivo del enfoque humanista?

Este enfoque o corriente de análisis psicológico, tiene como precursores a Carl Rogers y Abraham Maslow con su famosa pirámide de la jerarquía de las necesidades dada a conocer a finales de los años 50. Promueve a un ser humano libre, independiente, con pleno control de sus emociones y capaz de tomar decisiones acertadas desde un equilibrio integral de su yo interno.

Aunque lamentablemente, la terapia humanista ha demostrado tener poca eficacia en el tratamiento de enfermedades mentales graves, sí que ha tenido éxito en el reforzamiento de la autoestima, la superación de eventos traumáticos, el manejo del estrés y la reorientación de conductas negativas a positivas de forma intencional por parte del paciente.

Considerando, que según este enfoque los pensamientos, estados emocionales alterados y comportamientos negativos no forman parte de la naturaleza propia del ser humano, el objetivo de las terapias de este tipo siempre será escudriñar sobre sus verdaderas virtudes y enseñarle al paciente que su vida no está condicionada por lo que pasa a su alrededor, sino por lo que él decide hacer con esos hechos.   

Llama Ahora
Dirección