Saltar al contenido

Depresión

depresion

Sentir tristeza por algunos acontecimientos o situaciones es normal, pero cuando esta emoción se queda estacionada en nuestro estado de ánimo sin dar indicios de querer irse, ¡Cuidado!

Es muy probable que se haya transformado en una depresión que no conviene que te acompañe por mucho tiempo.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un estado donde la persona no se siente feliz sin importar que tanto apoyo o motivos le den para estar de buen humor.

Quien está deprimido, vive dominado por las emociones negativas como la tristeza, ira, frustración y desesperanza de forma desproporcionada, llegando incluso a transformarse en algo clínico, afectando a sus rutinas diarias.

Síntomas de la depresión

La depresión es un cuadro psicológico muy serio. Quien padece de depresión se muestra irritable, sufre de insomnio, siente apatía, inapetencia sexual, agotamiento, pensamientos negativos constantes, se cuestiona su valor en el mundo puesto que percibe todo de forma distorsionada y hasta puede llegar al suicidio.

Por otro lado, se debe aclarar que la depresión infantil muestra una sintomatología diferente, por lo que padres y profesores deberán estar atentos al rendimiento escolar de los niños, cambios inesperados en su conducta, llanto excesivo o poca disponibilidad para hacer actividades que antes le agradaban como jugar o ver su serie favorita.

¿Cuáles son las causas de la depresión?

Los motivos por los que una persona puede deprimirse son muchos, e incluso, dependiendo de esto, también variará el tipo de depresión.

Las más comunes son:

  • Dar a luz, que es lo que se conoce como depresión postparto
  • Mujeres cercanas a la fecha de menstruación, depresión disforia
  • Los cambios estacionales del tiempo, trastorno afectivo estacional;
  • Mantenerse triste o melancólico por años, depresión mayor.

En realidad, son muchos las causas que pueden desencadenar este estado: duelos, fracasos, rupturas matrimoniales o también, puede ser síntoma de una enfermedad psicológica más grave como el trastorno bipolar o la esquizofrenia.

Tratamiento y medidas preventivas

Si hablamos de un estado de depresión transitorio, lo mejor que puedes hacer es realizar actividades que te distraigan y promuevan tu bienestar: bailar, leer, hacer yoga, viajar y procurar poner tu mente en positivo rodeado de personas que puedan apoyarte y ayudarte a sentir mejor.

Ahora, si estamos hablando de un trastorno depresivo, sin importar el tipo que sea, las medidas son distintas, pues, requerirás de diversos fármacos y terapias psicológicas para tratar el ahora padecimiento.

Será el especialista el que se encargue de diagnosticar mediante distintas evaluaciones el tipo de terapia que debe tomar el sujeto y cuales antidepresivos necesitará consumir para mejorar.

El apoyo familiar en este proceso depresivo es sumamente importante y la debida atención del problema será crucial para evitar muertes por suicidio.

Llama Ahora
Dirección